A continuación queremos dar algunos consejos que hay que seguir cada día y a largo plazo para mantener el buen estado de la salud del caballo, también podrán ayudar a reducir el riesgo de tener cólicos. 

  1. Dar comida de buena calidad. 
  2. Estabilidad en todo. No hacer cambios bruscos en la comida.
  3. Raciones estabilizadas, no dar pienso en cantidades excesivas. 
  4. No dar heno o paja de mala calidad.
  5. El caballo debe beber la cantidad necesaria de agua cada día, la falta de agua puede provocar cólicos. El agua debe estar en buenas condiciones. 
  6. El caballo es un animal que siempre está en movimiento, necesita alguna actividad física cada día.
  7. NO dar la comida seguidamente después de la actividad física!!! Entre el ejercicio y la comida debe pasar un tiempo. 
  8. El entrenamiento, igual que la comida, tiene que ser estabilizado, si hay que aumentar la intensidad del entrenamiento, hay que hacerlo poco a poco durante un tiempo y nunca rápidamente. 
  9. Cambios bruscos en la intensidad física de los entrenamientos también pueden provocar cólicos. 
  10. Respetar el horario de la comida. 
  11. Corregir las raciones de comida cada vez que cambie la intensidad física del entrenamiento. 
  12. Revisar el estado de los dientes de su caballo (una o dos veces al año). 

Esto es una parte de lo que supone cuidar bien de un caballo, claramente es un trabajo muy difícil que requiere muchos conocimientos…