El apoyo es un movimiento que se puede realizar al paso, trote o galope sobre las diagonales. 

El apoyo es uno de los elementos básicos y es un movimiento lateral pero también adelante. Para realizar un buen apoyo es necesario tener en cuenta la posición del jinete.

1. Primero de todo es muy importante hacer bien la esquina, desplazamos ligeramente el peso al lado interior para que el caballo entienda el ejercicio que vamos a pedir y así liberamos el lado exterior.

2. El caballo debe estar incurvado en la dirección del apoyo, pero siempre con el tercio anterior ligeramente por delante del posterior. Por eso, es importante empezar el apoyo haciendo bien la esquina y salir con un cierto grado de espalda adentro. Esto ayudará a que los posteriores no adelanten las manos del caballo.  Si el apoyo es al trote, las extremidades exteriores cruzan por delante de las interiores y si es al galope, son trancos adelante y laterales a la misma vez. 

3. Tanto al trote como al galope es muy importante empezar e acabar el apoyo con el mismo ritmo, equilibrio y cadencia. Si el caballo pierde ritmo, es muy importante hacer que vaya más hacia delante para que se vea todo uniforme desde el principio hasta el final.

4. FallosHay caballos que les cuesta mantenerse cuesta arriba y siempre intentan colgarse en las riendas del jinete.  Para evitar esto hay que hacer bien la esquina y aprovecharla para levantar la nuca, hacer el apoyo con ritmo. A falta de ritmo, también hay caballos que hacen los apoyos demasiado laterales, es decir, sin movimiento hacia delante. Esto no se considera un apoyo bien hecho. 

5. Preparación: Para hacer un apoyo bueno, es necesario realizar un buen calentamiento y preparar bien el ejercicio antes de hacerlo. Uno de los ejercicios para preparar los apoyos son travers o cara al muro. Recordad que hay que hacerlo las veces que sean necesarias antes de empezar el apoyo. 

dressage_halfpass.jpg