Millones de espectadores quedan fascinados por la preparación física y el talento de los deportistas, pero detrás de todas las victorias deportivas, se esconden unas mentes todavía más fuertes. Esta fuerza se cultiva con años de entrenamientos que acostumbran la mente a la concentración y a la firmeza. Así mismo se puede afirmar que la habilidad de alcanzar las metas, se consigue gracias al control mental. 

No es suficiente tener una buena preparación física porque la preparación mental tiene un papel muy importante, sobre todo cuando nos referimos a los mejores de los mejores. Todos los atletas de los Juegos Olímpicos tienen mucho talento, todos entrenan mucho pero la única diferencia de una medalla de plata a una medalla de oro es la psicología. 

A continuación nos gustaría dar 5 consejos para entrenar la mente. 

1. Visualizar el resultado deseado: 

Los resultados de muchas investigaciones indican que los entrenamientos mentales son igual de eficientes que los físicos y en el momento de visualizar, la mente se prepara para acontecimientos reales. Además el entrenamiento psicológico mejora la motivación, la seguridad y ayuda a proyectarse hacia el éxito. Visualizar – no solo son pensamientos. Cuando los deportistas visualizan, sienten como si estuvieran competiendo de verdad. 

2. Librarse de los pensamientos de miedo por la competencia:

¿Qué es lo que hacéis más a menudo: os motivais o siempre pensáis en el miedo a fracaso?

Los deportistas de élite han aprendido a controlar los pensamientos a pesar de todas las dificultades. Es muy importante mantener la calma en todas las situaciones y no dejar que otras personas influyan de manera negativa en los resultados personales. 

3. No tener miedo a perder algo que todavía no se tiene: 

A menudo muchos deportistas salen a competir teniendo miedo a perder la medalla que todavía no tienen. Salir a competir sin pensar en la medalla ayuda a relajarse y así competir mejor. Lo importante es intentar hacer el máximo que se puede en el día de hoy.  La mente dirige a las acciones y si conseguimos regular los pensamientos, podremos mejorar la conducta. 

4. Poner metas razonables: 

Es importante tener presente que las metas más grades, requieren mucho más trabajo. Cuando hay un objetivo por cumplir, se puede apuntar en un papel y pegarlo en un sitio donde se vea cada día. De esta manera, verlo y trabajar cada día para acercarse a la meta, se convierte en una costumbre.

5. Meditar: 

Cada día hay más deportistas de élite que practican la meditación. Esta demostrado que la meditación ayuda a mejorar los resultados, ayuda a equilibrar la mente del deportista, quita el estrés, sube la concentración y el estado emocional. 

CharlotteDujardinFeature-Photo-by-dpa-picture-alliance-Alamy-Stock-Photo-horseandriderbooks 16_og_dujardin_0_0421.jpg 150123085657-getty-charlotte-dujardin-and-valegro-celebrate-new-world-record-exlarge-169.jpg